TIME MACHINE DE TOAD CON PANTALLA INTEGRADA

Se me presentó la posibilidad de comprar una pantalla especialmente diseñada para la raspberry pi y no pude resistirme. Además, comparten la alimentación, así que se presentaba la oportunidad de montar una mini bartop portátil. ¿Como decirle que no al desafío?.

Empieza el desmontaje de nuestra Time Machine.

La Time Machine utilizada tenía la tapa superior suelta, simplificando el desmontaje. Después de recopilar el material necesario para el nuevo proyecto, toca desmontar la raspberry pi de su ubicación habitual. No por gusto, sino porque como se puede ver en la imagen inferior, la raspberry pi irá unida a la placa de la nueva pantalla.

Raspberry montada sobre la placa de la pantalla.

Ahora se nos presenta la parte más tediosa del trabajo, recablear los botones arcade con nuevos cables macho-hembra, por la nueva ubicación de nuestro mini ordenador. Despacito y con buena letra. Aún así saqué algunas fotos para cubrir posibles imprevistos.

Recableando botones arcade.

Para terminar el cable plano y el cable de alimentación rojo-negro que conecta una placa con otra. Ahora toca pensar en como fijar la pantalla para hacer unas pruebas.

Cables de comunicación entre placas.

Siguiendo la filosofía de prototipo que me gusta darle a todo lo que hago, aprovecharé unos perfiles de aluminio Openbeam. Gracias a su flexibilidad y variedad de perfiles, queda montada la estructura de la imagen en un ratito.

Estructura con pantalla ya montada.
Detalle de la raspberry pi montada detrás de la pantalla.

Ahora solo queda conectar la alimentación de la raspberry pi y testear el buen funcionamiento del invento. Y sólo hay un problemilla, la pantalla está al revés.

Por suerte como buen prototipo sólo tendremos que soltar cuatro tornillos y darle la vuelta para solucionarlo. Misión cumplida.

La pantalla está montada al revés.
Todo correcto y funcionando.

Espero que os haya gustado el invento. Espero estar de vuelta muy pronto con nuevos retos.

Seguir leyendo